CUIDADOS DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

Estrías.

Las estrías se asocian siempre con el embarazo y con los cambios bruscos de peso. La piel es el contenedor de nuestro cuerpo y necesita tiempo para adaptarse a los cambios, si no lo consigue, la piel se abre al romperse las fibras elásticas que contiene. Debemos evitar esto con un embarazo muy controlado. No se trata de engordar porque estamos embarazadas. Se trata de que el cambio en el cuerpo sea el lógico del embarazo y que no se sume el aumento de peso por malos hábitos alimenticios. Puedes ayudar a la piel con una hidratación diaria, sin embargo poco se puede hacer contra las estrías, además una vez producidas se quedarán contigo para siempre. La piel desgarrada no se recuperará, por eso es tan importante prevenir.

Hidratación.

Mantén la piel hidratada. Existen en el mercado multitud de cremas específicas que te ayudarán en este cuidado. Comprueba que su composición sea neutra y pruébalas antes por si tuvieras algún tipo de problema alérgico.
Hidrata con especial atención las zonas más expuestas como la cara y las manos, así como aquellas zonas de tu cuerpo que están sometidas a un esfuerzo mayor. Durante el embarazo esas partes son abdomen y pechos.

Manchas en la piel.

Durante el embarazo muchas mujeres sufren la aparición de manchas. Estas manchas están provocadas por el aumento del nivel de estrógenos. Por una parte oxigenan más tu piel con lo cual la notarás más tersa y suave, pero por otro lado, tiene este pequeño efecto secundario.
La mayoría de las mujeres notan durante el embarazo que los lunares que tienen se oscurecen. Esto es normal, las hormonas excitan a la melanina, responsable del pigmento de la piel, haciendo que sea más activa. Cuéntale este problema a tu ginecólogo y el decidirá si entra dentro de los parámetros normales. De todos modos usa factores de protección solar mayores a los que tengas recomendados por tu tipo de piel mientras dure tu embarazo. Por supuesto cuida las horas y el tiempo de exposición.

Melasma.

El melasma, cloasma o máscara de embarazo como también se la conocen son manchas que aparecen en el rostro de aquellas mujeres que ven aumentados sus niveles de estrógenos y progestágenos progesteronas. Este aumento se da en mujeres que están tomando anticonceptivos y en mujeres embarazadas. Su presencia suele desaparecer después del parto y se marcan más con la exposición al sol. Por lo tanto para evitar un agravamiento conviene usar factores de protección solar adecuados y cuidar mucho la exposición al sol. No conviene abstenerse de tomar el sol puesto que su presencia es muy beneficiosa y necesaria. Sin su presencia determinadas vitaminas no pueden ser sintetizadas por nuestro cuerpo.
Si el nivel de manchas te preocupa, acude a tu dermatólogo. El estudiará tu caso y si lo ve necesario te recetará algún tipo de crema que contenga hidrocoquina. En casos más severos quizás sea necesario otros tratamientos. Recuerda el consejo. Sol con moderación y bien protegida.

Acné.

La presencia del acné se puede reforzar en aquellas mujeres que ya de por si tenían cierta tendencia a sufrirlo. Cuando cese el embarazo y por tanto el nivel hormonal que lo provocó suele desaparecer.
Aunque parezca contradictorio se da el caso contrario. Mujeres con problemas de acné ven reducida su presencia e incluso notan como desaparece.
Solo será necesaria la revisión de un dermatólogo en aquellos casos en los que el aumento del acné sea mayor de lo normal. Tu ginecólogo te asesorará y decidirá si lo que ve es normal o no.
Los cuidados contra el acné son los mismos que cuando no estás embarazada. Mantén la zona limpia. Evita los jabones agresivos. Cuida la dieta y evita el aumento del consumo de sustancias grasas.

Línea negra.

Es una línea que se va oscureciendo y que tiene como inicio la zona del ombligo descendiendo hasta la zona púbica. Su presencia desaparece después del parto y no presenta mayor problema que el meramente estético.

CUÍDATE ESTAS FALLAS

Valencia está de fiesta. Calles repletas de gentío, olor a pólvora  y buñuelos en todas las esquinas, explosión de colores en cada vía… ya han llegado las FALLAS 2014.

Con la Fiesta Grande llega también la falta de sueño que se puede reflejar en nuestro rostro con signos de cansancio.

Te ofrecemos unos consejos para lucir un rostro descansado en estas fiestas:

-          Beber un mínimo de 2L de agua al día para mantener la piel hidratada.

-          Ojos sanos y limpios. Para evitar los ojos resecos o rojos puedes utilizar lo que se denomina lágrimas artificiales o sueros; te ayudarán a descansar la vista además de devolver el blanco natural del ojo.

-          Camufla esas ojeras. La falta de sueño, entre otros factores como fumar, la ingesta excesiva de sal,  bebidas alcohólicas, incluso los rayos solares, pueden acentuar las poco favorecedoras ojeras. En las farmacias puedes encontrar diferentes productos que te ayudan a corregir esas marcas azuladas/grisáceas  como los productos antiojeras de Better o Sensilis, el truco es escoger siempre un tono más claro al de nuestra piel.

-          Masajea el rostro siempre que puedas con pequeños toques de abajo hacia arriba para activar la circulación.

-          Intenta dormir un mínimo de 8 horas diarias

-          Aplícate la crema facial idónea para tu tipo de piel. Pregunta a tu farmacéutico. Él te indicará qué tipo de piel tienes y que crema te irá mejor. Recuerda que existe una amplia variedad en el mercado, desde hidratantes y/o antiarrugas a las famosas BB Creams o CC Creams que además de hidratar nuestro rostro, le da un toque de color y luminosidad.

 

Felices Fallas si estáis por aquí y si no, invitados quedáis!!!!!!

FALLAS 2014

ALTERACIONES CAPILARES

Alopecia Es una alteración capilar producida por la caída del cabello:

  • Calvicie tóxica. Puede aparecer como consecuencia de una grave enfermedad con fiebre elevada.
  • Alopecia Areata. Es una enfermedad en la cual se pierde pelo de improviso en una zona concreta, normalmente en el cuero cabelludo o barba.
  • Alopecia Androgénica. Esta calvicie es de orden hereditario y comúnmente la padecen los y mujeres hombres. Se presenta generalmente en la nuca, frontal, o coronilla.
  • Moniletrix. Es un trastorno constituido por una variación regular del espesor del tallo piloso, dándole al pelo un aspecto de rosario con tendencia a romperse prematuramente en los puntos donde es más delgado.
  • Tricoptilosis. Es una alteración conocida por «puntas abiertas» (llamadas coloquialmente «horquetillas»), el pelo se ve opaco y deslucido y esa división impide tanto peinarlos como que los peinados queden en su sitio una vez logrados.
  • Tricorrexis invaginada. Conocida como pelo de bambú. Consiste en unas deformaciones técnicas y cóncavas del tallo que recuerda al bambú. Pueden ocurrir de forma traumática sobre pelos normales o ser congénita. Podría deberse a un efecto pasajero de la queratinización.

Existen muchas variedades de alopecia de presentación menos frecuente que pueden estar originadas por causas genéticas, medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel o generales.

Existen temporadas en las cuales se nos cae más el pelo (Cambio estacional, estrés, mala alimentación, etc.), por ello es conveniente reforzar nuestra alimentación con  complementos  nutricionales que nos aportan dichos nutrientes en las cantidades adecuadas  para erradicar  lo antes posible la perdida de nuestro cabello. Tu farmacéutico te puede recomendar productos cosméticos externos que van a equilibrar nuestro cuero cabelludo y nuestro cabello  con tratamientos orales y tópicos.