PROPIEDADES DE ALIMENTOS OTOÑALES DIETISTAS Y NUTRICIÓN (Rosa Gilabert)

Calabaza: Ricas en antioxidantes y minerales, tiene efecto diurético, alto contenido en fibra (que le otorgan gran poder saciante y ligero laxante), ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y además contiene mucílagos muy interesantes para  personas con acidez de estómago, gastritis y/o digestiones pesadas.

Setas: En general podemos decir que son bajas en sodio, ricas en minerales como potasio, cobre (ayuda a mantener el buenas condiciones el sistema inmunológico, sistema vascular y sistema nervioso) y fósforo (indispensable para la formación de dientes y huesos, buen funcionamiento del cerebro, disminuye el stress y mejora la concentración). Además cantidades nada despreciables de B2 (que ayuda a mantener un cabello saludable y unas uñas fuertes) y B3.

 Endivias: Son muy saludables para nuestro aparato digestivo pues, disminuyen gases, acidez de estómago, mejoran la mucosa intestinal y son ricas en fibra,  contribuyendo al tránsito intestinal. Bajan los niveles de colesterol, mejoran la circulación y si todo ello no fuera poco, son diuréticas ayudando a bajar de peso.

Caza: en otoño empieza la temporada de caza, aunque suelen ser animales más fibrosos, en general podemos decir que son  más bajos en grasas, colesterol y más ricos en hierro, que sus homólogos de granja. Aunque no deberías de tomar si tienes ácido úrico.

 Uva: tanto las variedades blancas como negra son ricas en azúcares (tienen más las blancas), vitaminas B9 y B6. El mineral que más abunda es el potasio (por lo que no deben de tomarlas las personas con insuficiencia renal que siguen dietas bajas en este mineral). En las uvas abundan componentes beneficiosos para la salud como son los antocianos, flavonoides y taninos, entre los que destaca el reverastrol, capaz de ralentizar el envejecimiento celular.