LA PIEL

Es evidente que en los meses de verano hay muchas más partes del cuerpo expuestas al sol y que sus rayos son muy potentes. El doctor Rafael Botella, director del área Clínica de Enfermedades de la Piel en el Hospital Universitario La Fe de Valencia, responde a las principales dudas que pueden surgir.

shutterstock_126819395

¿Los cuidados en verano tienen que ser diferentes a los del resto de año? Durante el verano el sol es protagonista indiscutible por lo que la fotoprotección es fundamental en esta época. En las primeras exposiciones solares hay que extremar la precaución, la piel está más blanca y es más susceptible a las quemaduras. Se recomienda evitar las horas de máxima intensidad solar, aplicar un fotoprotector de factor 50 por toda la superficie corporal y renovarlo cada dos horas. Además, se ha de insistir en el uso de gafas de sol, sombreros, gorras y ropa adecuada. Los tratamientos estéticos como peelings o láseres en zonas expuestas a la radiación solar se deben realizar tras el verano por el riesgo de hiperpigmentación.

¿Qué factores hay que tener en cuenta al elegir un protector solar? Para la correcta prevención del cáncer cutáneo se debe elegir correctamente el fotoprotector, evitando la penetración de la radiación en la piel. Se han de seleccionar fotoprotectores de amplio espectro capaces de frenar tanto a las radiaciones UVA, UVB e infrarrojas. El Factor de Protección Solar (FPS) nos indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al enrojecimiento previo a la quemadura, por lo que informa sobre la protección UVB. Otros factores a tener en cuenta serán el fototipo, la edad, el lugar de aplicación (cara, cuerpo, cuero cabelludo) y tipo de piel (seca, grasa, tendencia acneica).

¿Qué diferencia hay entre waterproof y water resistant? Es importante la capacidad del producto de permanecer en la piel durante el tiempo deseado. Esta característica depende del excipiente y de la hidrosolubilidad del filtro. De acuerdo con ello se clasifican en water resistant, que permanecen durante 40 minutos, y waterproof, si llegan a 80 minutos.

¿En el envase se debe especificar que protege de los UVB y UVA? Los fotoprotectores deben incluir en su etiquetado mención específica sobre el índice de protección solar (UVB) y la protección UVA, pues presentan diferente eficacia protectora frente a ellas. Para saber si protege contra los UVA y UVB a la vez, lo tiene que especificar en el envase, porque si no lo pone, se sobreentiende que protege sólo contra UVB.

¿Existe la protección pantalla total (máxima 50+)? Se interpreta el término “pantalla total” con una protección absoluta a la radiación y erróneamente un alto FPS (50) puede ser comercializado bajo este título. Los productos con FPS 50 o superior pueden llegar a absorber hasta un 97% de los rayos UVB, pero no se puede neutralizar su acción por completo.

¿Por qué hay que aplicarlo unos 30 minutos antes de la exposición solar? La recomendación de aplicar el fotoprotector previamente se debe al tiempo medio de absorción en la piel. Dependiendo de la composición del producto se absorberá con mayor o menor facilidad. Así los fotoprotectores más grasos requerirán aplicarse con más tiempo de antelación a la exposición solar pero su efecto será más duradero. En contraposición, los geles con mayor proporción de agua penetrarán fácilmente en la piel, pero necesitarán reponerse antes.

¿Deberíamos usar más “pantallas físicas” como sombreros, sombrillas…? El primer paso en la fotoprotección es evitar la exposición solar con el uso de ropa adecuada, gafas, sombreros y demás útiles. Los beneficios de estas medidas físicas radican en una protección más homogénea y duradera frente a la radiación UVB y UVA. Debe recomendarse por ello el uso de ropa adecuada de forma complementaria a las cremas de protección solar.

¿Cómo afecta en relación con la exposición solar ser calvo, rubio, moreno o pelirrojo? Según las características de pigmentación de la piel, color de ojos y de pelo se tiene diferente respuesta a la exposición solar. Estas características configuran el fototipo individual del cual depende la tendencia al bronceado o al enrojecimiento. Los pelirrojos y rubios son lo que presentan mayor riesgo de quemaduras solares. La presencia de pelo actúa como barrera física de protección frente a la radiación UV. Por ello es imprescindible no olvidar la aplicación de fotoprotección en cuero cabelludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>