OMEGA 3

Por Laura Bellver, Redfarma al Día

Considerado uno de los ácidos grasos esenciales para el organismo, el omega 3 suena familiar para muchos, pero el conocimiento general sobre éste no siempre es acertado. Por ello, en Redfarma al día hemos consultado al dietista y nutricionista Luis Cabañas, coordinador de la comisión de prensa y comunicación del Colegio Oficial de este gremio profesional en la Comunidad Valenciana (CODiNuCoVa). Os invitamos a desgranar junto a él los aspectos más importantes al respecto.


¿Qué es y cuáles son sus principales beneficios? “Hablamos de un ácido que los animales, incluidos los humanos, no podemos sintetizar, sino que llega a nosotros a través de la dieta. Y es fundamental para el desarrollo de funciones corporales básicas”, empieza explicando Cabañas. A su vez, la serie de omega 3 se compone de tres tipos diferentes: el EPA (ácido eicosapentaenoico), el DHA (ácido docosaexaenoico) y el ALA (ácido alfa linolénico). “Entre sus beneficios destaca, por ejemplo, que es un factor cardioprotector, que disminuye el llamado colesterol malo, que ayuda en caso de depresión o de hígado graso y que contribuye al desarrollo cognitivo de los niños. Todo ello, siempre que se tenga un aporte adecuado, claro”, matiza.
¿cómo y en qué cantidad tomarlo? Los frutos secos, el pescado azul – como el atún, las sardinas o la caballa –, los moluscos o el marisco en general son las fuentes naturales más comunes de omega 3. En lo que a dosis se refiere, el profesional entrevistado hace hincapié en que “la dieta no es estática, sino dinámica”, es decir, que no es tan importante el consumo concreto de un día como un balance general. “Saber si se está tomando la cantidad adecuada de omega 3 es tan sencillo como comprobar si en la última semana se ha comido unas tres veces nueces o almendras y una o dos veces pescado azul. Con eso sería suficiente”, ejemplifica.
¿cuánto hay de verdad en…? Los mitos que circulan acerca de cuestiones relacionadas con la nutrición son
numerosos y el omega 3 no es una excepción en este sentido. Suplementos, embarazo y vegetarianismo son aquellos en los que Cabañas pone el acento. En sus palabras: “En materia de suplementos, todo depende de la cantidad con que hayan sido enriquecidos los alimentos. Pero ésta no suele ser mucha a pesar de lo que se anuncia. De hecho, la lucha de la nutrición con el marketing es continua. Como también ocurre en el caso de las embarazadas, porque los beneficios de una suplementación para ellas aún no están probados, pero muchos sanitarios lo recetan por precaución. Asimismo, existe la creencia de que los veganos necesitan una suplementación de omega 3. Sin embargo, incluso los más estrictos toman alimentos que son muy ricos en este ácido graso, como las semillas o el aceite de lino”.