UN HOGAR MÁS FRESCO CON MENOS ENERGÍA

Extraáido de:  Redfarma al Día

Las altas temperaturas en verano nos sofocan tanto que automáticamente pensamos en bajar el termostato del aire acondicionado a temperaturas realmente bajas, lo cual solo supone un aumento en nuestra factura de electricidad. Con unos sencillos consejos conseguirás refrigerar tu casa al menor coste.

BUEN AISLAMIENTO: Que no entre calor es más importante que el que no salga el frío. Si no has podido aislar tu casa, lo mejor es aclarar el color. Blanquear la cubierta puede reducir la tarifa eléctrica en verano hasta un 10-15%

VENTANAS: Utiliza ventanas con cristales dobles y no menos de 14mm en total. Si tienes cristales simples, entonces el uso de cortinas es casi imprescindible. Cierra las ventanas de día y ábrelas al fresco de la noche.

EVITA EL SOL: Las contraventanas son una de las mejores herramientas que podemos utilizar. Éstas y las persianas que van por fuera evitan que el sol entre y produzca efecto invernadero. Si alguna de tus estancias da al exterior y entra mucha luz solar, te recomendamos el uso de toldos.

EL VENTILADOR: Con solo movimiento, sentirás alivio. El movimiento del aire produce una sensación de descenso de temperatura de entre 3 y 5ºC. A su vez, su consumo de electricidad es bajo por lo que se convierte en una buena alternativa.

AIRE ACONDICIONADO: En caso de que prefieras usar el aire acondicionado, es esencial limpiar los filtros antes de cada estación y revisarlo una vez al año. El aparato funcionará a mejor rendimiento con menor esfuerzo y necesitará menos energía. Sitúa el aparato en la parte sombreada del edificio. La temperatura ideal es no bajar de los 24ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>